¿Las colillas son biodegradables?

Las colillas de los cigarros y los filtros de tabaco de liar, no son biodegradables, por lo que debemos de prestar mucha atención para que acaben una papelera o cenicero, así estaremos colaborando activamente con el medio ambiente y no al contrario.

colillas no son biodegradables, contaminan, suciedad, en el suelo, campo, parques

Los filtros están fabricados de acetato de celulosa, un derivado del petróleo, por lo que hasta que se descomponga puede tardar hasta 15 años. No solo eso, al haber sido utilizadas, en su interior quedan restos de alquitrán, muy perjudicial para cualquier tipo de entorno natural.

Sabiendo esto, debemos de concienciarnos de no ensuciar, ni tirar ningún tipo de colilla, así que recomendamos que siempre lleves tu cenicero portátil encima, con ello te asegurarás de no seas responsable de dicha acción. Incluso hay ciento de localidades que multan si te ven tirando una colilla al suelo.

Y que decir de las playas, donde posiblemente la mayoría de las colillas acaben en el mar, expulsando pequeños metales tóxicos que componen el alquitrán, como níquel o el arsénico, que con una no pasa nada, pero con miles que acaban cada verano ya es un problema.

¿Una colilla se puede reciclar?

Aunque reciclar una colilla es bastante complicado, en los últimos años y con la presión de los gobiernos, han conseguido que compañías tabacaleras reciclen los filtros en tres partes, la primera separando el papel que lo rodea, volviéndolo a utilizar como cartón, el segundo es lavar el filtro y utilizarlo para diferentes partes de plástico al prensarse, y las hebras, que se utiliza como abono natural para la tierra, muy útil para campos o jardines.

colillas en la playa, no son biodegradables, contaminantes, ceniceros portatiles

Deja un comentario